Anne Marie ha perdido 23 kg en 8 meses

<< ¡ Dietbon es un buen
programa que permite
sentirse bien en su cuerpo
y también en su mente ! >>

Del 10 al 17 Noviembre, Disfruta de
-15% con el código DBES
en tu primer pedido de programa Dietbon NECESITA AYUDA ?

¿Evaluar mi primer
objectivo de peso ?
Evaluación
DESCUBRE
NUESTROS PROGRAMAS
Mujer Hombre
Mi historia

Siempre he sido una gran deportista, entrenaba a diario, en cuanto podía. Y como la mayoría de los deportistas, he tenido unos cuantos problemas articulares hasta lesionarme seriamente la rodilla. Inmovilizada durante varios meses , empecé a coger peso, mucho peso, hasta deprimirme.

Cuando las cosas empezaron a ir mejor, falleció mi papá en un accidente de coche. Siendo asmático desde hace tiempo, tuve que aumentar mi tratamiento a base de cortisona, lo que empeoró la situación : ya no conseguía eliminar y en cuanto comía, engordaba.

Decidí acudir a una nutricionista para bajar esos kilos. Su método no fue la solución claramente, ya que después de varios meses de seguimiento, casi me desmayo subiendo en la báscula : nunca había alcanzado un tal peso.

Fue para mí una catástrofe psicológicamente...hasta descubrir Dietbon.

Mi experiencia DietBon

Empecé Dietbon con un programa de 3 meses, sin gran convicción, convencida que iba a desperdiciar mi dinero. No me planteé ningún objetivo : mi cuerpo perderá lo que tenga que perder.

Y, sin creérmelo perdí 4 kilos en la primera semana. Para mí era improbable porque tenía la impresión que de costumbre. Fue cuando tuve mi primera consulta Marina, mi nutricionista, que entendí que no comía lo suficiente para ser deportista. Eso me tranquilizó como nunca. Por fin entendí lo que fallaba.

Durante los meses, Dietbon hacia parte de mi día a día . Llevaba mis platos a la oficina, y disfrutaba. ¡Hay que ser difícil para que no guste !

Y si tenía invitaciones al restaurante o en casa de amigos, lo hacía durante mi día libre.

¿Y hoy ?

Hoy estoy muy feliz. Recupero poco a poco la confianza en mí. Me atrevo por fin a comer sin tener miedo de coger peso. J’ose enfin manger sans avoir peur de prendre du poids. Mi relación con la comida ha cambiado por completo.

Sigo sin tener un objetivo preciso y no pasa nada. Algunos meses pierdo menos que otros y estoy en paz conmigo mismo con eso porque hoy por hoy entiendo cómo funciona mi cuerpo.