Anne ha perdido 22 kg en 10 meses

<< ¡ Antes comía sólo para llenarme, ahora disfruto y saboreo mucho más cada alimento ! >>

Del 15 al 22 Septiembre, Disfruta de
-15% con el código DBES
en tu primer pedido de programa Dietbon NECESITA AYUDA ?

¿Evaluar mi primer
objectivo de peso ?
Evaluación
DESCUBRE
NUESTROS PROGRAMAS
Mujer Hombre
Mi historia

Debido a problemas personales, subí casi 30 kilos porque tuve que tomar una cantidad importante de hormonas. Las malas noticias se encadenaban, me refugié en la comida hasta alcanzar las 3 cifras en la báscula.

El aikido, un arte marcial japonés fue mi revelación. Cuando mi director me propuso seguir clases me reí de él : “Nunca podré hacerlo, ¿has visto mi físico ?” Insistió, cedí y me encantó.
Pero a medida que pasaban las sesiones, me daba cuenta que a mi cuerpo le constaba seguir. No tenía más elección, si quería seguir, tenía que adelgazar. Fue a raíz de ahí que la aventura con Dietbon empezó.

Mi experiencia DietBon

Los primeros días fueron complicados, tenía hambre a menudo por el aikido que me reclamaba mucha energía. La nutricionista fue de muy gran ayuda ya que desde el principio supo adaptar el programa a mis necesidades y a mi ritmo de vida y a continuación todo fue mejor.

Los platos estaban deliciosos, lo que permitió seguir el programa fácilmente. Siendo músico de profesión, combino varios trabajitos y suelo tener que desplazarme en coche y por lo tanto comer fuera. Con mis platos Dietbon sabía que una comida equilibrada y roca me esperaba. Eso me llevo incluso a querer cambiar mis horarios para evitar comer en mi coche.

El día libre me permitiría parar y disfrutar de momentos con amigos en un buen restaurante.

¿Y hoy ?

Hoy me quedan aún unos kilos que perdre hasta alcanzar mi objetivo. Estoy en fase de consolidación para que mi cuerpo se acostumbre poco a poco sin el programa y hasta ahora toso va de maravilla.

Gracias a Dietbon he cambiado totalmente mi alimentación. Antes comía sólo para llenarme, ahora disfruto y saboreo mucho más cada alimento”.

Incluso mis compañeros de aikido no me reconocían. Han tenido que cambiar ellos también sus costumbres en el aperitivo: ahora es zanahoria y tomates en lugar de cacahuetes ! Me apoyan muchísimo y me llena de alegría. Les agradezco y por su puesto Gracias !